Empecemos explicando lo que es el clickbait. Para muchos, es una práctica para llamar la atención a sus seguidores de forma que puedan generar visitas, bien en su perfil social o en su página web. ¿No te ha quedado claro? Vale, más fácil. Imaginemos una persona pescando en un río. Nos encontramos con 4 factores:

  1. El pescador
  2. El cebo
  3. El río
  4. Los peces

El pescador (administrador de una red social) dirige todos los esfuerzos a pescar. El cebo (clickbait) es lo que utiliza el pescador para pescar. El río (red social) es el lugar donde se encuentran los peces (visitantes).

Y bueno…si estás leyendo esto es porque has caído en mi red. Así es como me siento yo ahora:

El clickbait es utilizado en la mayoría de redes sociales: Instagram, Facebook, Twitter, Linkedin…. Su único fin es hacer que la persona que vea la publicación sienta que es interesante no por su contenido, si no por su titular. Es criticado porque el contenido publicado es falso, o simplemente te prometen oro y al final es bronce. Seguro que no habéis podido resistir a algún clickbait.

En Youtube está muy de moda. Seguro que habéis visto vídeos con el título “Me voy de vacaciones y pasa esto….”, “No os vais a creer lo que me han regalado…”. Es inevitable pinchar en el vídeo, algo dentro de ti te dice que que quieres ver el contenido, aunque no te interese. El clickbait en Youtube suele ir acompañado de una portada que nos deja con algo de intriga, con una incógnita que hay que responder.

Incluso un usuario con bastante imaginación ha creado una cuenta de Twitter únicamente para desvelarnos si es verdad o no el título que se ha utilizado en un vídeo. Echadle un vistazo, no tiene desperdicio: @RespuestaVideos.

En Facebook también es utilizado. Es actualizar nuestro timeline de Facebook y encontrarnos un par de publicaciones tipo:


“Los 10 asesinos en serie más malvados. Lo que hizo el 4 te sorprenderá”



“Todo el mundo está flipando con el cambio de look de Scarlett Johanson”.


Otra vez lo mismo, algo dentro de ti quiero hacer click en el enlace.

A veces el clickbait está muy mal utilizado. El contenido de la publicación está exagerado, es falso, irreal o incluso el contenido que prometían no tiene nada que ver con el titular. Incluso Facebook ha querido erradicarlo a través de un algoritmo en su red social, pero mala hierba nunca muere.

En webs es más utilizado el primo hermano del clickbait, el señor ‘curiosity gap’. Consiste en poner un titular que explique de qué va el contenido, pero que no te diga el desenlace del mismo.


“Rajoy mantiene su postura”


Lo que consigue es que hagas click en la noticia y preguntarte ¿qué postura?. También se suelen poner preguntas en el titular cuestionando el contenido.


¿Por qué Messi no quiso hacerse una foto con este aficionado?


Consejos para hacer clickbait

En esta entrada de blog os voy a dar una serie de consejos para que redactéis un clickbait y contenido adecuados.

El clickbait aunque esté muy mal visto, es la mejor forma de conseguir visitas, por muy malo que sea el contenido. Que la persona que te ha visitado vuelva a visitarte es otra cosa. Redacta un contenido agradable, con rigor, nútrete de información que sea veraz y real. Si consigues esto, nadie hablará del clickbait, hablará del contenido.

Utiliza clickbait que no sea forzado. No inventes nada que no esté incluido en el contenido. Recuerda, el clickbait está muy mal visto, la persona que lea la publicación sabe a lo que vas, quiere que hagas click en la publicación a toda costa. Basta con resumir con pocas palabras sobre qué va la publicación, dejando lugar a la imaginación del lector…


“La estrategia de marketing que está haciendo que esta Empresa duplique sus ingresos”


Es clickbait. Quieres saber qué ha hecho la compañía para duplicar sus ingresos, aunque no tengas ni idea de marketing. Si la persona hace click en la publicación y ve que el contenido es únicamente para ganar visitas, ten claro que no va a volver.


“Las estrategias de street marketing que lo están petando. La del reloj es increíble”


Utiliza términos coloquiales, no caigas en la monotonía de usar siempre el mismo título. No pasa nada si no utilizas clickbait de vez en cuando, esto va a reforzar la relación visitante/seguidor-web.

Muy importante es utilizar el clickbait en la publicación. Nunca en el título de la web, no hagas un doble clickbait. Por ejemplo:

Titular en Facebook:


Lo de este futbolista es un no parar…


Titular en la web:


Messi realiza un regate y deja al contrincante en el suelo


Recuerda:

No utilices contenido falso, contenido no elaborado y sobre todo no inventes. ¡El clickbait es un buen método para conseguir visitas si lo utilizas adecuadamente!

Si conoces alguna otra técnica de clickbait, ¡déjanosla en los comentarios!

 

 

Miguel Agustín López Lucendo Honrado

Comunicación y diseño

“No se vende más por saber utilizar correctamente las redes sociales.” -Nadie, Nunca.

 

A %d blogueros les gusta esto: