Poner el nombre a una empresa es una decisión muy difícil e importante. Parece sencillo, pero el proceso debería durar hasta semanas; exprimir 100% el celebro hasta que se quede sin ideas. Escoger un buen nombre es de vital importancia para la empresa, puede ser la diferencia entre conseguir muchos clientes o muy pocos. Será la tarjeta de presentación de tu negocio.

Tipos de nombres

Habitualmente nos encontramos con 3 tipos de nombres;

Antes de ayudaros a escoger el mejor nombre, os doy estos tips para que escojáis el mejor:

  • De escritura fácil.
  • Fácil de recordar.
  • Busca en Google si el nombre está siendo ya utilizado. En caso afirmativo, te recomiendo que escojas otro nombre pues para posicionarlo en Internet va a ser realmente complicado.
  • De pronunciación fácil.
  • No uses iniciales.

Pasos

¡Vamos con los pasos para escoger el mejor nombre! ¡A darle a la cabeza!

Sentarnos y pensar

Primero tenemos que preguntarnos qué nombre queremos ponerle a la empresa.

¿Quieres que sea un nombre simple o creativo? ¿De qué magnitud es el proyecto que tienes entre manos? ¿Dónde voy a vender? ¿Quién va a ser mi público? ¿Cuál va a ser mi lenguaje de ventas?

Si es un negocio local, está bien poner la actividad de la empresa y un nombre personal. Si eres bastante conocido en la localidad, sí sería muy interesante poner tu nombre o apellido junto con la actividad de tu empresa.

Por ejemplo: Una tienda de bicicletas en un pueblo de Toledo. No es recomendable ponerle una palabra inventada, tiene que transmitir al cliente la actividad de la empresa únicamente con el nombre. Si pones tu nombre como nombre de la empresa, tu público hablará de ti.

Bicicletas Sierra

Bicis Álvarez

Bicis “El freno”

Bikes Toledo

Si tu proyecto es de un ámbito más grande que meramente local, hay que darle más a la cabeza.

Lista de palabras clave

Haz una lista de las palabras que describirían tu proyecto.

Lista GIF

Brainstorming

Comienza la lluvia de ideas o brainstorming. Mirando todas las palabras clave que tienes en la lista empieza a escribir nombres, aunque sean malos, escríbelos, quizá ese nombre malo derive a uno bueno. También tienes la opción de inventar palabras, pero ojo, es muy difícil posicionar en la mente del consumidor una palabra inventada con un servicio.

Pensar

Criba

Cuando tengas una lista considerable de nombres, comienza a cribar. Es el momento de decir adiós a esos nombres que no te convencen.

Elimina los que menos te gusten y quédate con aquellos que creas que puedan tener una oportunidad. Si te es difícil decidirte, puedes probar a realizar encuestas en Instagram o Twitter.

¿Existen esos nombres?

Cuando hayas reducido la lista, es muy importante que busques los nombres que te quedan en Google para comprobar si están cogidos.

Si el nombre está registrado  en cualquier otro país no habría inconveniente pues podrías posicionarlo fácilmente en Google España. Si quieres vender en ese país, la cosa cambia.

Si el nombre existe en España, indaga más sobre esa empresa. Si es una empresa local, a qué se dedica, quién es su público… Ahora toca reflexionar y tomar la decisión de si tachar el nombre o no.

Pide consejo a tus amigos/familiares

Ahora la lista es más reducida aún. Toca pedir consejo a tus familiares y amigos. Pregúntales cuál es el nombre que más les gusta de toda la lista. ¿Coinciden con el tuyo? Genial, el proceso está casi terminado. Ahora es decisión tuya que nombre escoger y pensar qué logo le voy a poner.

¿No coincide? Es el momento de volver a darle a la cabeza. Piensa qué nombre de todos los de la lista encajaría mejor con un slogan, cuál sería su logo, si sería muy fácil de posicionar el Google.

ESTO COMO SIEMPRE SE EXPLICA MEJOR CON UN EJEMPLO Y QUÉ MEJOR EJEMPLO QUE CON UNO PROPIO:

Tardamos varios días en dar con el nombre adecuado, era muy complicado pues existen multitud de Agencias de Marketing.

Hicimos una lista de palabras que nos definían.

  • Diseño
  • Markerting
  • Publicidad
  • Redes Sociales
  • Análisis
  • Comunicación constante
  • Web
  • Campañas.
  • Ideas

Ya teníamos la lista, ahora era el momento de la lluvia de ideas. Se nos ocurrieron muchísimos nombres, cuantos más mejor:

Visión Digital

Idea Digital

ActiVamos!

Crea/tiva

PromoIdea

Cambia Tu Publicidad

Publicidea

Etc

Hicimos una criba y nos quedamos con los que más nos gustaban. Escogimos 5 cada uno y si coincidían, nos centraríamos en ellos. En este proceso intervinimos 2 personas.

Los buscamos y la mayoría de ellos estaban cogidos. Uno nos gustaba en especial. Publicidea, pero sonaba mal. Quisimos enfocarnos en ese nombre. Nos pusimos a ello. Como sonaba mal, omitimos la C, y nos quedaba “Publiidea”. Pensamos: ya está hecho. Pero de nuevo, ese nombre ya estaba cogido. Nos preguntamos…¿Y con una sola i? De nuevo estaba cogido, y además por muchas empresas. Ese nombre nos gustaba. Ahora era el turno de la creatividad.

Introdujimos la y como I. Buscamos ese nombre en Google y… ¡¡tachán!! No estaba. Se nos ocurrió la forma de convertir esa “y” en dos “i”. Y ese fue el resultado. Ahora con sólo buscar Publydea en Google somos el primer resultado; no salen otras empresas de otros lugares. A partir de ahora podremos empezar a posicionarnos con palabras clave de nuestro negocio.

(Vía Pinterest)

Si sigues estos pasos, estoy seguro que se te ocurrirá el mejor nombre para tu empresa!

Miguel Agustín López Lucendo Honrado

Comunicación y diseño

“Nombre o no hombre, esa es la cuestión.”